Escasos incidentes en el estreno en España de 'La última tentación de Cristo' 15/10/1988

La película La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese, que desde su rodaje y estreno está provocando la protesta y brotes de violencia, se presentó ayer en varias capitales españolas sin que, al cierre de esta edición, se hubieran producido incidentes de consideración. Grupos reducidos de personas se han manifestado con rezos, produciéndose pintadas y amenazas. Algunos empresarios de las salas contrataron guardas jurados y la policía mantuvo una especial vigilancia.


En el cine Dúplex de Madrid, que consta de dos salas en las que se proyecta la película al mismo tiempo, se había convocado a las 16.15 de ayer una manifestación de protesta. Sólo cinco jóvenes, todos varones veínteañeros con guantes de cuero negro, acudieron a la llamada y comenzaron a rezar el rosario con los misterios dolorosos. Cuando terminaron los rezos, gritaron "Viva Cristo Rey". Al cabo de un rato volvieron y lanzaron media docena de huevos contra la cristalera del cine.En los alrededores de este local, situado en las inmediaciones del barrio de Salamanca, aparecieron pintadas con los siguientes lemas: "Scorsese cabrón"; "No vayáis a verla" o "Abajo La última tentación de Cristo". El encargado de la sala comentó que la empresa había contratado la protección de vigilantes privados, y que en el cine había tres policías de paisano.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid, por su parte, consideró contraproducente mantener una protección estática en los cines, aunque sí vigiló de forma especial las inmediaciones de las salas en las que se proyecta la película.

En el cine Gran Vía, un grupo de veinte personas, en su mayoría mujeres de mediana edad, se pasearon por la acera, a partir de las siete de la tarde, cantando el Ave María. Uno de los manifestantes dijo que pertenecían a diversos grupos de cristianos tradicionalistas y que "aunque los católicos progresistas digan que no, la película es blasfema y Scorsese un sicario de Satanás aunque sea de forma inconsciente".

La tranquilidad más absoluta presidió ayer, sin embargo, el estreno en Barcelona. La única aglomeración que se registró en las tres salas donde se presentó la película fue la presencia de fotógrafos de Prensa y cámaras de televisión. En dos de las salas llamó la atención la presencia de guardias jurados, armados de pistola y porra, en previsión de posibles incidentes que no se produjeron.

En Pamplona los multicines Golem en los que se estrenó la película se vieron obligados a realizar por la mañana un pase privado para el juez Guillermo Ruiz Planco, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Provincial, al haber sido presentada una querella hace diez días por la asociación Acción Familiar pidiendo la prohibición de la exhibición. El juez expresó en el acta que la película de es "¡nocua" y expresó su opinión de que no existe motivo alguno para prohibirla.

Tampoco en Andalucía, donde la película se estrenó en Sevilla, Málaga, Cádiz, Córdoba y Jaén, se produjo incidente. Responsables de las salas informaron que el estreno contó con una notable afluencia de público, a lo que contribuyó también el mal tiempo que reina en Andalucía.

En Santander se estrenó en Multicines Bahía y en la entrada algunas personas estuvieron rezando.

2 comentarios:

Manish Kumar dijo...

Here you have providing very useful information Thanks for such an incredible site!
Empresa de Seguridad Privada

Aarón Álvarez dijo...

compra de auto
escorts en mexico
ultrasonidos
software empresarial
estetica cuernavaca

Publicar un comentario